“Vamos de mal en peor”: centrales obreras argentinas

“Vamos de mal en peor”: centrales obreras argentinas

Página/12

El plenario de secretarios generales de las centrales obreras advirtió que “es hora de cambiar en serio, antes de que sea tarde”. El cónclave, que reunió a las tres organizaciones, como antesala del congreso normalizador del 22 de agosto, resolvió además “facultar y delegar a la conducción (tripartita) la elaboración de un programa con las principales problemáticas que aquejan al mundo del trabajo”, y “convocar a las acciones gremiales que correspondan en reclamo de las soluciones que requiere la mayoría del pueblo argentino”.

El documento, titulado “De mal en peor”, alertó que “el tan mentado ‘sinceramiento de la economía’ se ha reflejado con la peor cara hacia los trabajadores y la gran mayoría de los argentinos”, provocando “aumento de la pobreza, una brusca caída del consumo y perspectivas económicas y sociales que ensombrecen aún más el horizonte”.

“De poco valen las declaraciones de aliento de los funcionarios apuntando hacia el segundo semestre y que ahora han sido postergadas para algún momento del año que viene”, agrega el documento: “Cuando uno está empapado hasta los huesos, importa poco si llueve”.

Las centrales reprocharon al gobierno de Mauricio Macri que “el pedido que hizo el nuevo gobierno a la sociedad para que le ‘diera tiempo’ y poder hacer frente a la ‘pesada herencia’, tendría que haber sido utilizado para corregir los males que aquejan a los argentinos”. “Sin embargo, en esta paciente espera del milagroso segundo semestre, sólo ha habido malas noticias”, cuestionaron.

Además, los dirigentes gremiales reunidos en la sede de la CGT, advirtieron sobre la “suba de precios, baja de la producción, déficit fiscal, devaluación y quita de retenciones agropecuarias, tarifazo de los servicios públicos y cierres de comercios”, entre otros puntos.

“No hay que haberse graduado en Harvard o en otra prestigiosa universidad para darse cuenta de que vamos de mal en peor”, alertaron y añadieron que “es hora de cambiar en serio, antes de que sea tarde”. Por eso, el plenario propuso una “iniciativa popular” liderada por el “movimiento obrero y que se conforme por todos los sectores del trabajo y la producción, que proponga y aporte alternativas en defensa del trabajo argentino, una iniciativa socio-económica, no electoralista, que tenga por eje vertebral al mundo del trabajo con sus necesidades y problemas”.