Gobierno de Macri duplica tarifas de transporte en medio de alzas de servicios básicos

Gobierno de Macri duplica tarifas de transporte en medio de alzas de servicios básicos

Agencia AFP

Despidos en el sector público y aumentos de tarifas de hasta 100% en transporte, sumados a alzas en otros servicios básicos y alimentos, multiplican este jueves las protestas en Argentina, donde sindicalistas advierten sobre el final de “la luna de miel” con el gobierno de Mauricio Macri.

La batería de aumentos incluye un promedio de 500% en electricidad y agua, cerca del 300% en gas, además de un incremento de telefonía y el aumento de combustibles a un ritmo de 6% mensual desde diciembre.

El cóctel abarca aumentos en los alimentos básicos, al punto de estrangular los magros bolsillos de los argentinos y desafiar la paciencia de las centrales obreras en medio de una inflación que se estima superará el 30% anual.

“Se terminó la luna de miel” con el gobierno, advirtió Pablo Moyano, dirigente del poderoso gremio de Camioneros e hijo de Hugo Moyano, líder de la más influyente de las cinco centrales obreras.

Transporte

La próxima semana el metro, los buses y trenes en Buenos Aires duplicarán su tarifa, anunció el ministro del ramo, Guillermo Dietrich.

El precio del metro de Buenos Aires, uno de los medios de transporte más usados en esta capital en la que transitan a diario unas 10 millones de personas, subirá 66%, pasando de 4,50 a 7,50 pesos (30 centavos de dólar a unos 50 centavos). Las nuevas tarifas empezarán a regir a partir del 8 de abril.

Dietrich realizó el anunció en una jornada marcada por protestas gremiales en varias dependencias estatales ante despidos en el sector público.

“Reconocemos la delicada situación del sistema, que vinimos de doce años donde hubo mucha inequidad, como que las tarifas de colectivos (autobuses) es mucho más cara y fue creciendo en el interior del país con respecto a la del área metropolitana”, expresó.

El ministro tuvo que postergar unas horas su rueda de prensa y cambiarla a la sede de gobierno, Casa Rosada, por las protestas que le impidieron acceder más temprano a sala de conferencia en el Ministerio de Economía, donde se anunciaron unos 100 despidos este jueves 31 de marzo.

“A ninguno de nosotros nos gusta estar acá comentando una variación tarifaria, pero es nuestra responsabilidad hacer un sistema sustentable”, dijo Dietrich.

Este jueves vence el plazo del decreto de emergencia que anunció en diciembre el gobierno del presidente de ultraderecha Macri, para revisar unos 64.000 contratos temporales, particularmente cerca de 25.000 que fueron incorporados desde 2013.

El gobierno de Macri ha justificado los despidos de empleados públicos indicando que eran en su mayoría personas que habían accedido a las instituciones públicas por militancia política o en otros casos que se trataba de contratados que acudían solo a cobrar el sueldo, conocidos como “ñoquis” en Argentina.

Mientras abundan testimonios de trabajadores públicos despedidos con más de 10 años de servicio, el sindicato de trabajadores del Estado (ATE) afirma que se han despedido 9.000 en el sector público nacional, pero llegan a 25.000 con los despidos a nivel provincial y municipal.