Descaradamente, Mauricio Macri condona deuda de 4,4 millones de dólares de su empresa familiar Correo Argentino

Descaradamente, Mauricio Macri condona deuda de 4,4 millones de dólares de su empresa familiar Correo Argentino

Agencia Andes

De manera descarada, El presidente de Argentina, Mauricio Macri, condonó a su familia una deuda equivalente a 4 millones 465 mil dólares, correspondientes a la deuda de la empresa Correo Argentino con el Estado, la cual lleva alrededor de 15 años en los tribunales esperando una resolución.

En 1997, durante la presidencia de Carlos Menem, Franco Macri, padre del presidente Mauricio Macri se hizo cargo del correo nacional, a través de la empresa Correo Argentino. Sin embargo, tras años de mala gestión se declaró en quiebra en 2003 y desde ese momento, la empresa mantiene una deuda con el Estado.

Durante el gobierno de Néstor Kirchner se ordenó la estatización de Correo Argentino, al asumir el poder en 2003,  para recuperar la empresa afectada por la deuda de los Macri que nunca fue pagada.

El gobierno de Cristina Fernández rechazó cuando estaba en el poder distintas propuestas de pago de Correo Argentino, por considerarlas abusivas, en 2016 cuando Macri llegó al poder la empresa hizo una oferta de pago que fue aceptada.

El gobierno aceptó una liberación de la deuda de 98,92%, esto significa que Franco Macri, padre del mandatario argentino solo pagará 1,18% de la deuda que tenía con el estado y el plazo concluye en 2033.

La fiscal Gabriela Boquín consideró que esa  deuda significaría un perjuicio al Estado, mientras que el bloque legislativo del Frente para la Victoria  presentó una denuncia en contra el presidente Macri y el Ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad por los delitos de defraudación contra la administración pública, cohecho, abuso de autoridad y violación de los deberes de funcionario público.

Según los denunciantes “no es creíble que alguien decida arbitrar entre las partes Correo de Macri y gobierno de Macri, sin instrucciones de Macri”, manifestaron por su parte, dirigentes de la organización  política Nuevo Encuentro, Gabriela Cerutti y Martín Sabatella.

La deuda asciende según los denunciantes a 300 millones de dólares, que están en disputa legal desde el 2001. Este dinero podría invertirse en programas sociales, infraestrcutura o quintuplicar el presupuesto en ciencia y tecnología.

La expresidenta Cristina Fernández escribió en su cuenta de Twitter: “nada de asombrarse ni sorprenderse, de la patria contratista a la estatización de la deuda de sus empresas”.