Consecuencia de las medidas neoliberales adoptadas por Macri: Argentina atraviesa la peor crisis laboral en 10 años

Consecuencia de las medidas neoliberales adoptadas por Macri: Argentina atraviesa la peor crisis laboral en 10 años

Telesur

El Observatorio del Derecho Social (ODS), detalló que en el primer trimestre de 2016 el sector construcción registró la menor cantidad de obreros ocupados de la última década.

La estabilidad laboral en Argentina tambalea cada día a tal punto que ha sido calificada como la peor en los últimos 10 años de historia de esa nación que es gobernada por Mauricio Macri, quien se ha encargado de despedir a miles de personas.

Pérdida de empleos, aumento de suspensiones y deterioro del salario real, son las tres combinaciones que el Observatorio del Derecho Social (ODS), considera difícil de enfrentar en momentos en que el país atraviesa la peor crisis laboral.

El ODS detalló que la caída del empleo registrado es la más pronunciada en siete años, las suspensiones laborales aumentaron como nunca en la última década y el salario real bajó el 10 por ciento, asevera el ODS.

Sector construcción el más afectado

El observatorio recalcó que en esa situación laboral, el más afectado es el sector construcción. Detalló que desde noviembre a marzo cerraron 47 mil 374 plazas de empleos, de acuerdo con datos del Instituto de Estadísticas de la Industria de la Construcción.

El estudio añade que en el primer trimestre de 2016 el sector registró la menor cantidad de obreros ocupados de la última década, con una caída interanual del 7.3 por ciento.

La consultora Tendencias Económicas y Financieras contempló todas las ramas laborales y totalizó 154 mil 570 despidos de enero a mayo.

En cuanto al salario real, el ODS señaló que la caída en términos interanuales es del 10,4 por ciento en la Administración Pública Nacional, mientras en actividades como la industria metalúrgica, el comercio y prensa se encuentra en torno al 8,5 y en la construcción del 7 por ciento, detalló Prensa Latina.

En contexto

Macri asumió la presidencia de Argentina el 10 de diciembre de 2015 y, desde entonces, ha sacudido la economía del pueblo con un paquete de medidas neoliberales como el incremento de la gasolina y servicios básicos como el gas, el agua, la electricidad y el transporte.

Aunado a eso, el Ejecutivo pactó con los fondos buitre, lo que endeudó al país por una suma superior a 12 mil millones de dólares en el mercado internacional que repercutirá en la economía de los más desposeídos.